Si tenés un mejor amigo de cuatro patas en tu casa, posiblemente has experimentado esos ojitos tristes cuando estás cocinando o comiendo, pero debés tener presente cuáles alimentos jamás podés compartir con tu mascota si no querés perjudicar su salud.

1. El chocolate

El cacao del chocolate cuenta con un estimulante llamado Teobromina que resulta bastante tóxico para los canes. Aunque son los chocolates negros y puros los que suelen tener una mayor concentración de ella, los chocolates blancos tampoco son recomendables. Resulta peligroso en grandes cantidades y razas de poco tamaño.

Entre los síntomas que pueden tener son sed excesiva, diarrea, vómitos, temblores, convulsiones e hiperactividad. En caso de consumir una gran cantidad el animal puede entrar en coma y morir.

2. Lácteos 

A diferencia de los humanoslos perros no cuentan con la enzima lactasa que se encarga de descomponer la lactosa. De ahí que la leche, los helados e incluso el queso puedan causar trastornos intestinales o diarrea a nuestra mascota.

3. Aguacates, uvas y semillas de ciertas frutas

Aunque hay frutas que son beneficiosas para nuestro mejor amigo, hay otras que no. El aguacate, por ejemplo, tiene en su composición una toxina llamada Persina que resulta potencialmente peligrosa. Algunos perros son alérgicos a ella lo que les causa problemas digestivos y dificultad respiratoria.

Pese a que todavía no se tiene claro el motivo, las uvas y pasas resultan nocivas (causan insuficiencias renales) para estos animales incluso en cantidades pequeñas.

En cuanto a las manzanas, melocotones y albaricoques, la fruta en sí misma no resulta perjudicial pero sus semillas, huesos y corazones cuentan con pequeñas cantidades de cianuro. En esas cantidades no resultan perjudiciales para los humanos pero los canes no pueden procesarla.

4. Nada de cebolla, ni ajo

Las cebollas y ajos cuentan con una sustancia llamada Tiosulfato capaz de causar anemia hemofílica (al destruir las células rojas de la sangre) si se consume de forma prolongada. De los dos el más peligroso es sin duda alguna: el ajo.

5. Ciertos frutos secos

Los frutos secos como las nueces de Macadamia pueden ser tóxicas para los perros en cantidades tan ínfimas como 2 g. Lo mismo ocurre con otros frutos secos como almendras o nueces, que tienen altas cantidades de aceites y grasas y pueden llegar a causar pancreatitis si se ingieren grandes cantidades.

6. Cuidado con los huesos 

Aunque es habitual ver como un perro se come un hueso, lo cierto es que no todos son buenos para ellos. Los huesos y espinas de pequeño tamaño como los del pollo o el pescado resultan muy peligrosos. Pueden causar asfixia o atascarse en la garganta.

7. Los dulces 

Todos los dulces se pueden considerar alimentos prohibidos para los perros. El azúcar es un alimento que debe evitarse puesto que puede causar obesidad y en algunos casos diabetes. En ambos casos se pueden generar complicaciones a largo plazo, como la famosa pérdida de visión.

8. La cafeína, el alcohol y otros estimulantes son alimentos prohibidos para los perros

Bajo ningún concepto deben tomar este tipo de bebidas ni otras sustancias estimulantes como bebidas energéticas o refrescos, son alimentos prohibidos para los perros. La intoxicación puede llegar a matar a tu mascota.

9. La levadura

La levadura resulta especialmente tóxica en el estomago de estos animales puesto que puede llegar a expandirse hasta el intestino provocando una gran cantidad de gases o causar problemas respiratorios. Un consumo excesivo de masas fermentadas puede tener el mismo efecto.