La Nutrición y Los Perros

Compartir

Para la mayoría de los perros, la hora de comer es la mejor parte del día. Aunque esto no siempre es así porque algunos dueños se encuentran a veces con algunas trabas para que su perro se terminen su plato.

Sea cual sea su caso, preste atención a los siguientes aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir la alimentación adecuada para su mejor amigo.

10 Trucos Para Que Su Perro Coma Bien y Sano

Los hábitos alimenticios que establezca pueden ser una de las claves principales para que su perro tenga una vida larga y saludable.

Siga estos consejos para conseguir la dieta canina perfecta.

  1. Empiece desde cachorro. Los cachorros son enérgicos, juguetones y un poco traviesos. A lo largo del día queman el triple de calorías que un perro adulto. Están en pleno crecimiento y desarrollo de sus músculos, huesos, pelaje, dientes… por lo que necesitan una alimentación que les aporte un gran número de proteínas de origen animal para mantener unos músculos fuertes, así como beber mucha agua.
  2. Huesos fuertes y pelo sano. Durante el crecimiento para potenciar unos huesos y unos dientes fuertes son necesarios minerales esenciales; el calcio, el fósforo, el magnesio, el zinc, el hierro y la vitamina D. Para estimular una piel sana y un pelo radiante es necesaria una proporción adecuada de ácidos grasos y omega 6 y omega 3.
  3. Siga siempre los mismos horarios. Es necesario seguir una rutina de alimentación uniforme y alimentar a nuestro perro todos los días a la misma hora, teniendo siempre libre acceso al agua, ya que es el nutriente más importante de la dieta.
  4. Dieta para perros adultos. Cuando el perro alcanza la madurez es necesario establecer unos hábitos alimenticios que se adecuen con su tamaño, metabolismo y vitalidad. Ya no consume tanta energía como los perros en crecimiento por lo que su alimento no necesita tantas calorías. Su alimentación tiene que ser rica en proteínas, grasas, hidratos de carbono, minerales y vitaminas… ¡y sobre todo no le puede faltar nunca el agua!
  5. Cambie su pienso paso a paso. No olvide que cada vez que le cambie el alimento a tu perro, debe hacerlo de forma gradual, ¡nunca de un día para otro!
  6. Cada perro es único. Y por lo tanto tendrá un equilibrio nutricional distinto dependiendo de en qué etapa de su vida se encuentre. Su alimentación también dependerá de su raza, edad, tamaño, estilo de vida y ¡hasta de su propio carácter!
  7. Preste atención a su apetito. El apetito de un perro puede variar según el día y eso no tiene que alarmarle, a no ser que la falta de apetito persista o el animal presente síntomas de enfermedad o pérdida de peso. En ese caso, consulte con un experto veterinario.
  8. Pruebe con la alimentación mixta. En el mercado encontramos una gran variedad de productos de alimentación para todo tipo de perros. Para que reciba el equilibrio nutricional adecuado complete su alimentación tanto con productos secos como húmedos.
  9. Aprenda a leer las etiquetas de los envases de comida para perros. Al igual que mira la letra pequeña de sus productos de supermercado, también es interesante que empiece a aprender a descifrar las etiquetas de la comida de su perro.
  10. Dieta para perros senior. Durante la etapa senior su gran amigo tiene un ritmo de vida más tranquilo, no está tan activo y hace menos ejercicio, por lo que necesita comer menos calorías. Su metabolismo funciona cada vez más lentamente y come menos cantidad por lo que la alimentación tiene que ser una fuente de proteínas pobres en grasa, alta en fibra y de fácil digestión. Proporcionarle alimentos ricos en vitaminas C y E ya que permiten combatir las infecciones y ayuda a retrasar el desgaste cerebral actuando como antioxidante.